Dolar Futuro

Que es un futuro?

Un futuro es un contrato en el que las partes se comprometen a comprar o vender un determinado producto financiero a un precio ya fijado y a una fecha pre-establecida.

Cuáles son los objetivos al invertir en futuros?

Son básicamente tres:

1-Cobertura: Se utiliza el futuro para fijar anticipadamente un precio de compra o venta de un determinado activo y disminuir el riesgo inherente a las variaciones que pueda tener el precio durante ese periodo.

2-Inversión: Comprando y vendiendo distintos futuros de un mismo activo pueden realizarse estrategias para ganar la tasa de interés implícita entre las distintas posiciones.

3-Especulación: Aprovechando el apalancamiento, a través de los futuros puede maximizarse las ganancias apostando a los futuros movimientos de los mercados ya sea al alza o a la baja.

Como se liquida la operación?

La forma de liquidación se efectúa por diferencias, es decir que no habrá al vencimiento entrega de los US$ 1.000 que supone la  compra/venta de 1 contrato.

Las Diferencias de precio se van liquidando en pesos en forma diaria, por lo que al término de la operación las mismas se deberán haber abonado/percibido según como haya evolucionado el Precio del futuro.

Nuestro objetivo Cobertura.

Ejemplo: Una empresa que importa productos que usa como insumo o revende en el mercado local, tiene costos en dólares. El riesgo es que si el dólar sube y suben sus costos, el importador no pueda trasladarlo a precios lo que finalmente afecta su margen de beneficio. Comprando dólares a futuro fija el costo en pesos de la importación y asegura el margen de beneficio, que no se ve alterado por el riesgo cambiario.

Para entender mejor el funcionamiento daremos un ejemplo: si se compra un contrato a futuro (U$s 1000) a un precio de $ 9.00 por dólar, para un mes determinado, cada vez que hay un cambio en el precio esa variación se suma/resta en la cuenta, para ser mas concretos si aumento a $9.01 se suma a la cuenta $ 10 (1000 x 0.01=10), si en cambio bajara a $8.99 le restarían a la cuenta $10. El último día del mes en que finaliza el contrato, se consolidan las diferencias, si bajo respecto al precio contratado disminuyo el saldo puesto en garantía, si subió este aumenta, luego queda disponible la garantía depositada con el mas/menos de la diferencia de cotización.

En la Argentina el mercado de futuro mas conocido es el “Rofex” (Bolsa de Rosario), con más liquidez y nivel de operaciones. Este tipo de operaciones es llevado a cabo por aquellos inversores que tengan la necesidad de asegurar costos a futuro, como puede ser para el caso de reposición de mercaderías o insumos.

Demos un caso concreto: sigamos con el caso anterior descripto, supongamos que tenemos que vender 1000 unidades de un producto “X” a 30 días en el cual nuestro costo es de U$s 1.00 c/u, ¿a cuanto lo deberíamos vender para asegurar nuestra rentabilidad?. En un contexto inflacionario y de inestabilidad económica no lo sabemos, pero hay una solución a este dilema, “el contrato de futuro”. Para obtener una idea del precio a 30 días podemos consultar  en el Rofex cuál es el precio del dólar a 30 días, tomamos como referencia ese valor para fijar el precio de nuestro producto y hacemos un contrato de futuro (U$s 1000) a fin del mes próximo. Supongamos la siguiente situación: si al momento de concretar la cobranza del producto vendido la cotización del dólar está a $10.00, la diferencia en el costo de $1000, lo cubre el Rofex, si por el contrario el precio está a $ 8.00, Rofex descuenta los $1000. O sea cobramos $ 9000 le restamos $1000 para el Rofex, y reponemos el producto por $ 8000. Nos aseguramos un precio de reposición de $9000. En conclusión, nos aseguramos la rentabilidad, no especulamos y le cobramos al cliente un precio justo.

Otro dato a tener en cuenta es que sólo se negocia el dólar futuro para los cierres de los próximos doce meses. Es por eso que quien desee utilizar esta herramienta sólo podrá comprar o vender dólares para el último día de cada mes o el inmediato siguiente si éste fuera inhábil.

Algo importante que todo inversor debe saber es que la compra-venta de contratos se realiza por lotes de U$S 1.000 y para realizar este tipo de operaciones se exigen márgenes de garantía variable que se redefinen en forma periódica. La devolución de la garantía se realiza el día en que se liquidan las operaciones, tanto para el cierre de posiciones como en oportunidad del vencimiento de posiciones abiertas.